9 Secretos que no te contarán los empleados de los cines

Yo soy un amante del cine y por lo menos acudo una vez a la semana a ver una de las películas que se estrenan, pero pese a que voy con mucha frecuencia, tengo muchas dudas sobre algunas cosas que pasan en el cine.

Anuncios

Es por ellos que en este artículo te daremos a conocer algunas cosas que los empleados jamás te contarían, pero que uno en el anonimato se animó a decirnos.

Así que lee con mucha atención este artículo y descubrirás muchos secretos.

Secretos que nunca te contarán del cine

Secretos que nunca te contarán del cine

El poco tiempo que tienen los empleados para la limpieza, no les permite hacer que las salas brillen de limpias

¿Alguna vez te ha tocado ver que los pisos en el cine son pegajosos y bastante sucios, a pesar de que se realice la limpieza después de cada función? Debido a las pausas cortas entre las películas, solo les alcanza el tiempo para barrer los pisos (y muchas veces lo hacen muy rápidamente), pero no para lavarlos. La limpieza húmeda de los interiores, por lo general, se lleva a cabo de noche.

A los empleados del cine les será más fácil limpiar si colocas la basura sobre el asiento, no debajo de él

Claro que es mejor tirar la basura saliendo de la sala, pero si por algún motivo decidiste dejar tus palomitas o el envase de refresco, mejor ponlos sobre el asiento, no debajo de él: un empaque con los restos de comida o bebida, colocado sobre el piso, es fácil de tirar sin querer, lo cual les haría la vida más difícil a los empleados.

El nivel del ruido en los cines puede estar peligroso para tus oídos

A pesar de que existen estándares de los sistemas de audio y requisitos para el nivel del ruido, algunas salas del cine los ajustan como quieran. Ten cuidado con las películas de acción llenas de explosiones y batallas, durante las cuales el nivel del ruido, por lo general, supera el permitido.

Anuncios

Los precios de las palomitas son demasiado exagerados

Según algunos cálculos, 300 g de palomitas cuestan más que un filete de calidad del mismo peso. El precio de este aperitivo está tan inflado que a veces ir a un restaurante sale más barato que comer en el cine.
En promedio, en los EE.UU. unas palomitas grandes en el cine cuestan 8 dólares, aunque el cine no paga por ellas más de 1 dólar, lo que valen las palomitas en la tienda.

Hasta 1981 los asientos no tenían portavasos

Es curioso pero los portavasos para las bebidas aparecieron en muchas salas de cines solo en 1981, 60 años después de que en los EE.UU. fuera abierto el primer cine con acondicionador de aire.
Y las palomitas se volvieron una parte inseparable del cine también en los EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial, cuando debido al déficit de azúcar en los cines se dejaron de vender dulces.

¿Por qué las palomitas huelen tan bien?

Existen varias razones por las que nos es difícil resistir el aroma apetitoso de las palomitas. En primer lugar, en el cine existen sus secretos que ayudan a crear aromas únicos: por ejemplo, en las palomitas se agrega una mezcla de aceites de coco y canola. Y, en segundo lugar, los aditivos alimentarios están en todos lados.

Al menos una vez por semana los empleados tienen que correr alguna pareja de enamorados de la sala

Las personas que adoran abrazarse, besarse e incomodar a los demás espectadores, deben saber que en la mayoría de los cines existen cámaras de vigilancia, gracias a las cuales te descubrirán rápidamente y llamarán tu atención o te sacarán de la sala. Si quieres tener una cita romántica, hazla en tu casa.

Los combos no ahorran tu dinero

Los combos de palomitas, gaseosa y otras golosinas en realidad no ahorran tu dinero. Si sumas el costo de todos sus componentes y lo comparas con el precio del combo, saldrá casi lo mismo. Ahorrarás más dinero si simplemente pides porciones más pequeñas.

Las palomitas no siempre se venden recién hechas

La mayoría de los empleados de los cines admiten que una de las principales ventajas de las palomitas es que no se echa a perder durante varios días. Si las palomitas no fueron vendidas en la noche, las empacan en bolsas de plástico para recalentarlas y venderlas a la mañana siguiente.

Anuncios

Loading...