Un fuerte terremoto sacude México y deja al menos 79 muertos y decenas de edificios derrumbados

Cerca de las 13:15 (hora local) la tierra ha vuelto a temblar con mucha fuerza en México -32 años exactos después de aquel temblor que derrumbó la Ciudad de México y causó 10.000 víctimas- el suelo ha vuelto a sufrir un vaivén fortísimo de magnitud 7,1 según la escala de Ritcher. Las placas tectónicas mantienen al país en una constante angustiosa alerta. En el estado de Morelos se han confirmado 42 muertos, mientras que el gobernador de Ciudad de México Alfredo del Mazo afirma que el temblor ha dejado al menos 12 muertos tras el derrumbe de una escuela, entre otros inmuebles. Al menos 13 muertos es el balance provisional de víctimas en Puebla. Según la agencia Reuters hay un número desconocido de personas atrapadas.

Anuncios

Se apunta a edificios derrumbados en el barrio de La Condesa y otras delegaciones, y parece que en el estado de Puebla y Morelos, donde fue el epicentro. “¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!”, gritan los socorristas mientras corren por las calles en el sector de Roma Norte, informa Afp.

Anuncios

La capital, justo dos horas después de que se ensayara un simulacro de alarma ya previsto, sufrió un crujido durísimo que se ha sentido con más fuerza aún que con el ocurrido hace casi dos semanas. El sismo, de magnitud 7,1, ha hecho literalmente temblar la ciudad de más de 20 millones de habitantes de forma muy violenta.

Y es que todo volvió a ocurrir de pronto y de imprevisto. Sonó la alarma y la gente salió en estampida a las calles siguiendo los consejos de Protección Civil que todo el mundo tiene ya aprendidos. Ataques de pánico en algunas personas y grietas que aparecían de forma espontanea en algunos lugares.
En los grandes rascacielos del Paseo de la Reforma miles de personas que trabajan en las plantas más altas esperaban a que pasara el temblor. En la calle la gente pedía que se apagaran los motores de los vehículos por miedo a los escapes de gas. Hay ya reportes de algún incendio. Las fuerzas de seguridad comenzaban a hacer inspecciones de seguridad manzana por manzana. Pocos minutos después eran miles las personas que comenzaban a desalojar los inmuebles más altos y se situaban en zonas despejadas de los árboles, edificios y farolas que minutos antes se balanceaban. El propio aeropuerto de Ciudad de México ha visto como le aparecía una grieta.

Anuncios

Loading...